Lectura estimada: 3 minutos

Kri­yā Masa­je al Sis­te­ma linfático

ásanablogkriyaposturasiri tapa

Os dejo aquí una kri­yā o serie ase­qui­ble para casi todos los que deseéis practicarla.

En casi todas la kri­yās de Kun­da­li­nī-yoga se hace un calen­ta­mien­to pre­vio, en este caso pue­des hacer un sūrya–namaskāra a tu elección, lue­go siem­pre hay una bue­na relajación segui­da de una meditación, ele­men­tos indis­pen­sa­bles tratándose de yoga.

Los tiem­pos pro­pues­tos son apro­xi­ma­dos para que pue­das tener una bue­na expe­rien­cia pero pue­des adap­tar­los a tu situación particular.

El sis­te­ma linfático trans­por­ta la lin­fa uni­di­rec­cio­nal­men­te hacia el corazón, y es par­te del apa­ra­to cir­cu­la­to­rio. Algu­nas de sus fun­cio­nes son tan impor­tan­tes como ayu­dar en la con­ser­va­ción del nivel de pro­teí­nas. Ayu­dar a la res­pues­ta inmu­no­ló­gi­ca y absor­ber las gra­sas del con­duc­to intes­ti­nal. Si tie­nes algu­na enfer­me­dad rela­cio­na­da evi­ta rea­li­zar la kri­yā de momen­to, y con­sul­ta con tu médi­co y con un pro­fe­sor de yoga experimentado

1- Sen­ta­do cómo­da­men­te mue­ve los bra­zos en estas dos posi­cio­nes. Un bra­zo está hacia fue­ra y arri­ba a 60º y el otro dobla­do y fuer­te crean­do equi­li­brio. Inter­cam­bia las posi­cio­nes con vigor, crean­do equi­li­brio para los cana­les idā y pin­ga­lā, de 5 a 10 minutos.

2- Esti­ra los bra­zos hacia arri­ba y hacia fue­ra y entre­crú­za­los sin fle­xio­nar­los al nivel del entre­ce­jo. Has de mover­los rápidamente con respiración de fue­go, haz­lo entre 1 y 2 minutos.

3- Mue­ve ambos bra­zos a la vez como si lle­va­ras agua por enci­ma de la cabe­za con una respiración pode­ro­sa y equi­li­bra­da por la boca, realízalo unos 2 o 3 minutos.

4- Des­de tum­ba­do boca arri­ba levan­ta las pier­nas hacia arri­ba y hacia atrás a halāsana y regre­sa duran­te unos 2 minutos.

5- Con las manos entre­la­za­das en el occi­pi­tal y las pier­nas para­le­las mue­ve la pel­vis arri­ba y aba­jo sin fle­xio­nar las pier­nas, entre 2 y 4 minutos.

6- Coge los pies o usa un cinturón, pier­nas esti­ra­das, res­pi­ra por la boca duran­te 1 minuto.

7- Bālā­sa­na entre 6 a 11 minu­tos, con música de Nād-yoga si es posible.

8- Can­ta con las manos en el cen­tro del pecho el man­tra esco­gi­do en la pos­tu­ra 7 o con un man­tra a tu elec­ción para el cuar­to cha­kra, duran­te 5 minutos.

Recuer­da, aho­ra túmbate en sha­vā­sa­na y relájate, después apro­ve­cha tu esta­do y siéntate a meditar.

Siri Tapa

1 comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.